Luchar por negociación colectiva por rama de actividad

TRIBUTO A TRABAJADORES DE LA AGROINDUSTRIA DEL PERU: POR EL RESCATE DE LA LEY 25222 DE NEGOCIOACION COLECTIVA POR RAMA DE RAMA DE ACTIVIDAD ECONÓMICA.

Por Valentín Pacho *

Valentín Pacho, autor de la nota

La historia de los trabajadores del campo, (los campesinos) del Perú, es la historia de los más explotados, maltratados, cuasi esclavizados y ninguneados. Desde la invasión de las huestes españolas al gran territorio del Tawantinsuyo y con el asesinato del Inca Atahualpa, se impuso el colonialismo. Los invasores se apropiaron de todas las tierras productivas y todas las riquezas.

Las poblaciones nativas campesinas fueron sometidas para que trabajen gratis las tierras y en las minas y además obligados a pagar tributo en beneficio de la monarquía española, los   invasores y descendientes convertidos en hacendados y las aristocracias para que vivan en opulencia   

Durante tres siglos del colonialismo los campesinos fueron víctimas de la sobre explotación y de peores abusos hasta que no soportaron más y promovieron la gran rebelión que se plasmó en la revolución de 1780 encabezado por Túpac Amaru y Micaela Bastidas: sacudió los cimientos el gran territorio colonizado, la rebelión se extendió hasta el Alto Perú- Bolivia) liderado por Tupac Katari y Bartolina Sisa, con repercusión en La Plata, el proceso emancipador culminó el 9 de diciembre de 1924 en la batalla de Ayacucho.

A raíz de nuestra “primera independencia”, con el establecimiento de la Republica, las tierras pasaron a manos de los hacendados criollos que conformaron la gran oligarquía y gobernaron el Perú, los gobiernos al servicio de esas castas parasitarias: la situación de los trabajadores campesinos no cambió, no les devolvieron sus tierras expropiadas por los colonizadores, la explotación y los abusos continuaron con mayor saña. Los hacendados residían en las ciudades y otros en Europa, mientras los campesinos hacían producir las tierras bajo el rigor de los capataces

La historia de las luchas del campesinado peruano por el derecho a la recuperación de sus tierras, por la Reforma Agraria bajo el lema “la tierra es de quien la trabaja” es de larga data. Durante fines del siglo XIX y década del 60 del siglo XX, tuvieron que enfrentarse contra el poder de los terratenientes, los gobiernos serviles de las oligarquías y hasta contra los curas coparticipes del poder: todas las demandas o reclamaciones fueron violentamente reprimidas, se perpetraron masacres por las fuerzas represivas y por ejército. Igual fue la situación de los campesinos que trabajaron en las minas, sus luchas por un salario digno fueron sangrientas.

Hoy en el siglo XXI la historia se repite: con la misma mentalidad del clásico hacendado colonialista, fue promulgado la nefasta Ley 27360 en el año 2,000 durante el gobierno del hoy reo Alberto Fujimori y su Ministro de Agricultura el empresario José Chlimper, hoy conocido millonario agroindustrial y agroexportador, dicha ley era de carácter temporal y excepcional para favorecer exclusivamente a los empresarios agroexportadores y agroindustriales, 

La ley aludida, da poder a los empresarios quienes imponen condiciones precarias de semiesclavitud  a los trabajadores y trabajadoras, sometidos a laborar  más de 10 a 12  horas, no les considera el salario mínimo, la mayoría de trabajadores no están en planillas, el derecho a sindicalización es  satanizada, sin poder acceder al seguro social normal, sin derecho a los beneficios de las normas laborales, lo más grave es que los empresarios utilizan a intermediarios mafiosos denominados los cervices  para contratar  a los trabajadores y de esa manera  eluden responsabilidad directa, y si reclaman ya no  los vuelven a recontratar, utilizan el chantaje con la necesidad de los trabajadores.

Mientras que los empresarios se hicieron grandes millonarios, hay más de 15 empresas conocidas internacionalmente y varios de ellos están en los órganos del Estado con influencia directa en el Poder Ejecutivo y Legislativo (Congreso), en el Banco Central de Reserva etc. Los principales productos que se exportan: la Palta o aguacates, espárragos, arándanos, uvas, alcachofas, palmitos, mangos, cítricos, y otras variedades, el monto de las exportaciones de cada una de las empresas de este sector bordea desde 100 y otros sobrepasan los 200 millones de dólares anuales, gozan de exoneraciones tributarias y otras gollerías, respecto al seguro social solo pagan una pequeñas parte. El Estado les dio las tierras y el agua.

Por tanto estos empresarios no están interesados en producir productos para alimentación de las poblaciones peruanas sino productos para exportar que generan dólares, euros. No son como los pequeños productores que trabajan para producir productos para alimentar al pueblo; sin embargo no reciben ayuda efectiva del Estado.

Los trabajadores agroindustriales año tras año, han venido reclamando para que se ponga fin la vigencia de esa ley anti laboral 27360, pero los gobiernos de turno desde hace 20 años han venido prolongando para mantener la sobre explotación y el abuso.

En los últimos 2 años los trabajadores intensificaron su reclamo al gobierno para que dé por terminado la vigencia de la nefasta Ley 27360. Pero el presidente Martin Vizcarra como respuesta dio el Decreto de Urgencia 043-2019 prolongando 10 años más la vigencia de la repudiada ley. Fue un golpe muy duro a los trabajadores, lo que causó indignación la actitud injusta del gobierno pro patronal de Vizcarra.

En noviembre del 2020 luego de  haber sido  vacado el presidente Martin Vizcarra por acusaciones de corrupción  y reemplazado por el congresista del Partido Morado Francisco Sagasti, pero al ser también ignorados los reclamos de los trabajadores:  estalló la protesta desde el 30 de noviembre con el bloqueo de la carretera Panamericana Sur para exigir la derogatoria de la Ley pro empresarial 27360, luego se plegaron  los trabajadores del norte Región Libertad también bloquearon de la carretera central

La protesta generó la solidaridad de las organizaciones sindicales y sociales. El gobierno de Francisco Sagasti en lugar de atender y solucionar la demanda de los trabajadores en lucha respondió con represión policial, el joven agricultor Jorge Yengler Muñoz murió baleado por la policía.

Después de varios días de lucha: fue derogada por el Congreso de la Republica la repudiada Ley 27360 con el compromiso de aprobar nueva Ley que sea favorable a los trabajadores para el cual había plazo, pero no fue cumplida la promesa debido a la presión de los empresarios agroexportadores y agroindustriales que controlan al Poder Ejecutivo y el Legislativo

Frente a tal burla, los trabajadores reiniciaron la protesta con el bloqueo de las carreteras del sur y norte. 21 de diciembre el gobierno de Francisco Sagasti envió en helicópteros contingentes de fuerzas policiales de asalto para agredir violentamente a los trabajadores y trabajadoras de la agroindustria de la región Ica. Los trabajadores fueron baleados con saldo de 25 heridos y dos trabajadores de gravedad: Isac Ordoñez y Andy Panduro, los comandos de la policía de asalto invadieron las viviendas precarias de los trabajadores en los barrios: expansión Guadalupe, Barrio Chino, Panamericana del sur decenas de trabajadores fueron apresados además de golpearlos. La lucha de los trabajadores se extendió en la región del norte-Virú.

MANIOBRA EMPRESARIAL Y GOBIERNO

El compromiso del Congreso y el Ejecutivo fue aprobar otra ley agraria en reemplazo de la ley 27360  en el que se reconozca todos los derechos laborales y convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Sin embargo los empresarios presionaron para que el 30 de diciembre el Congreso aprobara la LEY AGRARIA N° 31110 de conveniencia a los intereses de empresarios y el presidente Sagasti la promulgó de inmediato con el título rimbombante “Régimen laboral agrario y de incentivos para el sector agrario y de riego, agroexportador y agroindustrial”: lo que no ha sido aceptado por los trabajadores.

Frente a tal situación los trabajadores de agroindustrias del norte reiniciaron la lucha con el bloqueo de la panamericana: el gobierno de Francisco Sagasti nuevamente recurrió a la violencia, el 30 de diciembre envió a las fuerzas represivas, fueron asesinados 3 trabajadores dentro de ellos un adolecente.

El presidente Francisco Sagasti al asumir la presidencia: dijo en su discurso, que apoyaba plenamente el derecho a la protesta y condenaba las represiones de las fuerzas policiales y dijo que serán sancionados los autores de la muerte de los dos jóvenes y justificó a los que protestaron contra la vacancia de su antecesor Martin Vizcarra, incluso recitó un poema de Cesar Vallejo. Ahora como presidente está haciendo todo lo contrario de lo que dijo, con ello demuestra ser un demagogo y mentiroso igual que el ex presidente Vizcarra.

PLIEGO NACIONAL POR RAMA Y NEGOCIACION COLECTIVA

A los trabajadores (ras) agroindustriales que están luchando son trabajadores industriales, tal como ha sido la situación de los históricos trabajadores azucareros del norte quienes con sus sindicatos son parte de la historia del movimiento sindical peruano, desde la década 40 del siglo XX.

 En consecuencia la perspectiva, para la real solución a la demanda de los trabajadores de las empresas agroindustriales y agroexportadoras es mediante Pliego Nacional y poner en práctica la Negociación Colectiva por Rama de Actividad, para el cual se tiene que  exigir la restitución de la Ley 25222 que dispone la Negociación Colectiva por Rama de Actividad Económica, promulgada en Junio de 1990, cuyo autor  de dicha Ley fue el senador comunista Valentín Pacho miembro de la bancada de Izquierda Unida en ese entonces, el mismo que escribe esta nota. Lamentablemente el gobierno de Fujimori sepultó la Ley 25222 por mandato de los empresarios.

Por tanto, solo mediante la convención de negociación colectiva por rama de actividad económica se podrá realmente solucionar el pliego nacional de las demandas de los trabajadores de las ramas agroindustriales y agroexportadoras, y de cualquier otra rama de actividad, tal como es el caso de los trabajadores de la Construcción Civil cuyos reclamos se solucionan mediante pliego nacional. La pelota está en la cancha del Congreso y el Ejecutivo, de lo contrario la lucha continúa por el rescate de la Ley 25222 hasta lograr la victoria.

Precisamente respecto a la Ley 25222 fue publicado el análisis y comentarios por parte de los miembros de DESCO y de IDL en 1990, pero no quisieron mencionar el nombre del autor seguramente porque era comunista.

*Ex secretario general de la CGTP y ex senador de la República 1985-1990 y actual vicepresidente de la FSM

Acerca de perusindical

PERÚ SINDICAL es un espacio para la comunicación sindical, dirigido por Oscar Alarcón Delgado, periodista y sindicalista,
Esta entrada fue publicada en Escritos sindicales. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s