Por decencia y dignidad

pachoValentín Pacho (*)

No vamos a perder el tiempo ni nos interesa defender a PPK. ¡Que se defienda solo! A riesgo que se nos impute lo contrario, queremos dejar sentada nuestra posición, aunque solo sea por decencia y dignidad frente a la posibilidad  de que Keiko Fujimori, la hija del dictador y “sobrina” de Montesinos, llegue a la presidencia de la república.

Tengo autoridad para hablar a nombre de los trabajadores, fui secretario general y presidente de la CGTP, soy de origen obrero y como tal los represento en la FSM; por lo tanto,  me dirijo tanto a mis compañeros como a todos los trabajadores de mi país para alertarlos sobre el peligro que representa  la candidatura de Keiko Fujimori.

El fujimorismo a decir de Hildebrandt  es “una propuesta delictiva”. Fujimori institucionalizó la corrupción a todo nivel, sometió a todos los poderes y organismos del Estado e instituciones tutelares, subyugó a la prensa y, con aval de los hijos, torturó a su esposa hasta volverla loca. Las manos del fujimorismo están manchadas de sangre por  crímenes contra estudiantes como los de La Cantuta, obreros como Pedro Huilca y campesinos de remotas comunidades de nuestra serranía; o simplemente vecinos como los de Barrios Altos.

El fujimorismo convirtió  a los generales de las fuerzas armadas y policiales en sus guachimanes y a jueces y fiscales en sus mandaderos, a los mismos que tratan hoy con desprecio y ellos –por el contrario- guardan lealtad y sumisión como Miyashiro y Chacón.

Sin tomar en cuenta que su padre dejó en la miseria a miles de trabajadores luego del paquetazo de Hurtado Miller  y haciendo un nudo en la garganta, tratando de no llenarnos de enardecido rencor por los asesinatos de Pedro Huilca y otros dirigentes sindicales, nos referiremos a solo dos hechos referidos a la candidata Fujimori, sin duda heredera de la mafia fujimontesinista, que la descalifican para ser la presidenta  del Perú.

Uno. La señora Keiko Fujimori para conseguir lo que quiere no tiene escrúpulos en hacer alianzas hasta con el lumpen como es el caso de “Cholo Dolmos” alias del conocido extorsionador llamado Augusto Ramos Dolmos quien no tuvo escrúpulo alguno para hacerse pasar por “Manuel Gutiérrez”, guerrillero del MRTA y cobrar cupos “revolucionarios” a empresarios de la construcción. Descubierta su treta fue expulsado de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú FTCCP; pero él siguió cobrando los cupos esta vez a nombre de “sindicatos” fantasmas reconocidos por Alan García. Ramos Dolmos opera hoy en el cono sur, amedrentando a los obreros y cobrando cupos a los empresarios de  Villa El Salvador y a la Empresa Municipal de Peaje de Lima. Esta es la gente con la que trabaja la señora Fujimori.

Dos. El Caso de Joaquín Ramírez es emblemático, pues no se trata solo de él, sino que empata con el caso del avión presidencial atrapado en Lima cargado de droga, del narcobuque “Matarani” descubierto en Canadá con droga y de la narco empresa “Limasa” de Kenji Fujimori en sociedad con Miguel Ramírez, pariente de Joaquín donde se encontró 100 kilos de PBC. Y -más allá- recuerda los cupos pagados por Vaticano a Montesinos. Todos estos casos la gran prensa, que hoy agita las “Agendas de Nadine” como no hizo con las cuentas de Vladimiro Montesinos, los ha condenado al olvido. Tampoco la señora Fujimori explica cómo su principal financiador pasó de cobrador de combi a millonario, de donnadie a jefe nominal del partido político más poderoso del Perú. ¿Es Ramírez solo una golondrina en el verano fujimorista? ¿O es parte de la bandada o de la banda?

No quiero terminar sin llamar a los trabajadores de mi país en general y a la clase obrera en particular para que, en esta hora crucial para los destinos de la patria, evitar que el fujimorismo llegue al poder  porque personifica lo más negro y reaccionario de la política laboral peruana y porque sus manos están manchadas con la sangre de los trabajadores, cosa que no sucede con el otro candidato, aunque ambos sean producto del neoliberalismo.

Finalmente, hago un  llamado a no votar blanco o viciado porque, quiérase o no, es un voto escrutado a favor del fujimorismo.

Atenas, 18 de mayo del 2016.

 * Secretario General Adjunto de la FSM /     Ex Secretario General de la CGTP /     Ex  Senador de la República.

Anuncios

Acerca de perusindical

PERÚ SINDICAL es un espacio para la comunicación sindical, dirigido por Oscar Alarcón Delgado, periodista y sindicalista,
Esta entrada fue publicada en Escritos sindicales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s